APROMAR interviene en una reunión de JACUMAR-JACUCON celebrada en Murcia

□ APROMAR insistió en la urgencia de la simplificación, optimización y agilización de los trámites administrativos públicos.

□ Solicitó a la Secretaría General de Pesca que priorice las subvenciones hacia actividades de futuro como la acuicultura, frente a las dedicadas a actividades del pasado como el desguace de barcos.

□ APROMAR expuso la poca comprensión que las consejerías de Medio ambiente y las Confederaciones Hidrográficas muestran por la acuicultura. Y destacó la necesidad de mejorar la formación de los técnicos públicos en materia de acuicultura.

□ Denunció la absoluta parálisis y desánimo a la que el Gobierno de Canarias está llevando a la acuicultura en las islas.

□  APROMAR ve urgente la integración de la vigilancia ambiental, es decir, de la acuicultura con otros sectores que ocupan y afectan al medio ambiente.

 

5 de diciembre de 2016. APROMAR ha participado en la 77 ª reunión de la Junta Nacional Asesora de Cultivos Marinos (JACUMAR), coincidente con la 11ª reunión de la Junta Nacional Asesora de Cultivos Continentales (JACUCON) que tuvieron lugar el 1 de diciembre de 2016 en la Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente de la Región de Murcia. La reunión estuvo presidida por el secretario general de pesca, D. Andrés Hermida, acompañado por la directora general de ganadería y pesca de la Región de Murcia, Dña. Dori Morales, y el director general de recursos pesqueros y acuicultura del MAPAMA, D. José Miguel Corvinos.

APROMAR estuvo representada por su presidente, D. José Carlos Rendón, y por su gerente, D. Javier Ojeda, que expusieron que en este año que APROMAR cumple 30 años trabajando por el fomento de la acuicultura marina en España ha dado el paso de comenzar a representar también a empresas de acuicultura continental que han mostrado interés por unirse a esta asociación. Informaron que para ello APROMAR celebró el pasado 24 de noviembre una Asamblea Extraordinaria en la que se decidió ampliar su objeto social y cambiar su nombre por el de Asociación Empresarial de Acuicultura de España, si bien manteniendo el acrónimo APROMAR.

En la reunión de JACUMAR-JACUCON se realizó el seguimiento del Plan Estratégico Plurianual de la Acuicultura Española 2014-2020. En este sentido se presentaron las acciones estratégicas desarrolladas por cada una de las comunidades autónomas y también las acciones estratégicas desarrolladas por el MAPAMA.

APROMAR resaltó la importancia del seguimiento de la realización de las acciones contemplados en ese plan y la comprobación de la consecución de sus resultados en los tiempos previstos. En este sentido, la simplificación, optimización y agilización de los trámites administrativos deben ser la primera meta. APROMAR entiende que para ello es absolutamente necesario lograr la implicación favorable de departamentos de la administración pública diferentes de los que forman parte habitualmente de JACUMAR-JACUCON, tanto estatales (Dirección general de Costas, DG de Marina Mercante y las Confederaciones Hidrográficas), pero sobre todo autonómicos, donde sobresale como escollo principal la poca comprensión que las consejerías de Medio ambiente muestran por la acuicultura. APROMAR pidió a todas las partes en JACUMAR-JACUCON que trabajen juntas para buscar soluciones de coordinación, de formación de funcionarios sobre acuicultura y de aplicación de Buenas prácticas en gestión pública de los procedimientos ambientales sobre la acuicultura. Incluida la agilización de los procedimientos de comunicaciones entre departamentos públicos.

APROMAR manifestó que percibe avances sustanciales la gobernanza de la acuicultura en muchas autonomías, pero puso el foco en las cuestiones que considera que no progresan según lo esperado. Denunció la absoluta parálisis y desánimo a la que el Gobierno de Canarias está llevando a la acuicultura en las islas. No sólo no se ha aprobado el Plan Regional de Ordenación de la Acuicultura Canaria (sin el cual las autorizaciones de actividad están bloqueadas), sino que el Gobierno canario tampoco se ha movido legislativamente para adaptar la legislación regional a la nueva Ley de Costas. Por otra parte, y reconociendo que la Región de Murcia ha sido puntera en la gobernanza de la acuicultura, las empresas de acuicultura en esta Región siguen sin ver resueltos sus legítimos deseos de crecer sustancialmente. En este sentido, APROMAR manifestó que está disconforme con la forma en que están siendo realizados y aplicados varios estudios científicos del IMIDA y el IEO. APROMAR ve urgente la integración de la vigilancia ambiental costera, es decir, de la acuicultura con otros sectores que ocupan y afectan al medio ambiente.

En relación con el FEMP, APROMAR reconoció que finalmente y con mucho retraso se están publicando convocatorias, pero solicitó que se lleven a cabo con mayor agilidad las visitas de inspección de no-iniciación de obras, ya que en algunas comunidades, como Galicia, está costando conseguir su realización.

Por otra parte, APROMAR insistió en la importancia de que el Gobierno de España priorice la promulgación de la nueva Ley estatal de Acuicultura.

En relación con la situación de la trucha arco iris, reconoció el gran valor de haber sido posible sortear para la producción comercial la muy desafortunada sentencia del Tribunal Supremo que declaró a la trucha arco iris como especie alóctona invasora. Pero insistió en que la sentencia sigue impidiendo desde su publicación la repoblación de ríos y lagos con trucha arco iris para la práctica de la pesca deportiva, lo cual es un despropósito enorme dadas la inexistencia de impacto invasor, y las nefastas consecuencias sociales y económicas que está teniendo.

APROMAR reclamó trabajar para el cese de la prohibición a la iniciativa privada, en gran parte de las CCAA, del cultivo de trucha común (Salmo trutta fario), que reservan este cultivo para la iniciativa pública. Esta actividad desarrollada por las CCAA tienes pobres resultados y elevados costes de explotación. APROMAR considera que este negocio en manos privadas, bajo supervisión pública, permitiría una mayor eficiencia además de mejorar el tejido socioeconómico de las zonas rurales afectadas.

Otra cuestión planteada por APROMAR al secretario general de pesca fue la importancia de priorizar las escasas subvenciones públicas hacia actividades de futuro como la acuicultura, frente a actividades del pasado como son, por ejemplo, el desguace de barcos. En este sentido, se solicitó el máximo apoyo a los Planes de Producción y Comercialización de las Organizaciones de Productores Pesqueros.

Otras cuestiones presentadas por los representantes de APROMAR fueron la denuncia de que diversas administraciones autonómicas obligan a las empresas de acuicultura a referenciar en las etiquetas de sus cajas el origen de su pescado con zonas FAO en lugar del país de origen, cuando las zonas FAO sólo están indicadas a la pesca de captura. También que en los Planes Nacionales de Acuicultura, que han sido recuperados, APROMAR está en desacuerdo con que los únicos centros de investigación que puedan optar a ser adjudicatarios de los proyectos sean los centros públicos, cuando en España se cuenta con centros de investigación privados que son perfectamente competitivos en esta materia y que debían haber podido optar a ser beneficiarios de estos proyectos, aunque fuera a costa de una menor intensidad de las ayudas. Por último, APROMAR recordó la relevancia de que España refuerce su participación en el Comité de Acuicultura de la Comisión General de Pesca (CGPM) de FAO, dado que es un foro que apuesta decididamente por la acuicultura.

Finalmente, los representantes de APROMAR informaron sobre la aprobación de la norma AENOR sobre procedimientos de sacrificio de peces de acuicultura, y sobre el proyecto que está completando sobre macroalgas para apoyar a las administraciones públicas competentes en la gestión del recurso.